Modelación prospectiva para la RTMG

 

La frontera entre México y Guatemala se caracteriza por ser poco estudiada y por poseer una compleja dinámica en sus dimensiones económica, política, social, cultural y ambiental, y es precisamente al considerar esta última, donde por medio de información geoespacial derivada de imágenes satelitales se observa que a través de los años la cantidad de vegetación se ha ido reduciendo cada vez más. Ante esto, surge la necesidad de comprender los cambios en el uso de suelo que han ocurrido en esta frontera, plantear aquellos cambios que se esperan a futuro y analizar los impactos socio-ambientales que dicha dinámica podría traer consigo. Particularmente, la Región Transfronteriza México Guatemala (RTMG) es un área importante debido a que es una de las dos fronteras que posee México, y en ella se dan una gran cantidad de interacciones dinámicas. Inclusive, se considera que es esta zona en donde ocurren la mayor cantidad de cambios socioeconómicos del país; cambios que surgen principalmente por la demanda de trabajo que aumenta en el sur de México y por la oferta laboral que procede en su mayoría de Guatemala y que se manifiesta a través de la migración.

Es así como el cambio de uso de suelo es un elemento clave a considerar en la dimensión ambiental y se convierte en un factor importante de la dinámica transfronteriza entre México y Guatemala. Por todo lo anterior, este trabajo se sitúa con una visión sistémica y una perspectiva geográfica en la RTMG que, por un lado, incluye un periodo de 20 años (1990 - 2010) dentro del que se busca realizar un análisis de los cambios en el uso del suelo y vegetación observados; y, por otro lado, construye modelos prospectivos de cambios de uso de suelo hacia el año 2030 usando métodos de simulación geoespacial. Con la construcción de estos modelos prospectivos, se pretende explicar cuáles podrían ser los cambios de uso de suelo y vegetación futuros, con la intención de aportar información de utilidad para la toma de decisiones y políticas de carácter público, que beneficien la relación indisociable que existe entre la sociedad y la naturaleza en una de las regiones más prioritarias del país.